Saltar al contenido

Tienda online de Lámparas

Dentro del mercado de la iluminación tenemos muchos tipos de lámparas que pueden utilizarse de diversas formas. De hecho, en ocasiones, de formas inusuales. En esta web pensamos que tener una guía de los tipos de lámparas es algo útil y puede ayudar a que se entienda mejor el uso que se les da y también a combinarlas con la decoración que se tenga, ya sea en un hogar, una oficina, un restaurante, etc.

¿Que tipo de lámpara es la mejor?

Las lámparas nos gustan a todos. Quién más y quien menos tiene alguna favorita. Por ejemplo, para un lector, una lámpara de pie es una delicia porque puede sentarse en un sillón y quedar iluminado por ella como si estuviera conduciéndole a otro mundo.

 

 

 

Para los cocineros, la iluminación en la cocina es imprescindible y ellos saben que han de tener una luz que no engañe con los colores, que sea lo más natural, y fría, ya que realizan una actividad que requiere mucha concentración. Por eso, saben el tipo de lámpara que más les sirve y también las bombillas a utilizar.

Pero, ¿y para ti? ¿Qué tipo de lámpara es la mejor? Si vas a comprar lámparas, entonces tener una idea de cuál sería la mejor elección te puede ayudar. Y para conseguirlo, nada como conocer de antemano las diferentes alternativas y los tipos de lámparas que hay en el mercado, las lámparas que suelen colocarse en cada estancia y algunas ideas que te harán la elección más sencilla. ¿Qué tal si sigues leyendo?

¿Cuál es tu lámpara ideal?

Hablar de tu lámpara ideal es algo bastante complicado porque no sabemos cómo eres. Pero si has llegado hasta aquí es porque te gustan las lámparas y quieres que tu compra sea acertada.

Las lámparas tienen la capacidad de crear diferentes ambientes. Pueden hacer que veas una estancia como algo alegre, romántico, mágico, e incluso oscuro. Sí, no nos hemos equivocado. Las lámparas tienen su atractivo por eso mismo, porque no solo sirven para iluminar, sino también para crear un ambiente y decorar con su mera presencia.

Pero para acertar con la lámpara ideal para ti antes has de conocerte a ti mismo, ¿verdad? ¿Qué te gusta?, ¿qué esperas en una lámpara?, ¿sabes el color que te gustaría?, ¿dónde quieres colocar la lámpara?, ¿qué estilo te va mejor?

En general, vas a necesitar hacer una “análisis interno” para conocer tus gustos y, de esa manera, dar con la lámpara ideal, ya sea una lámpara de techo, una lámpara de pared o lo que sea. Nuestra recomendación es que respondas a las siguientes preguntas:

  1. ¿Cómo es tu personalidad? Trata de definirte. ¿Eres romántica?, ¿futurista?, ¿te gusta lo clásico?
  2. ¿Dónde vas a colocar la lámpara? Puede ser que necesites una lámpara para salón, una lámpara para estudiar, o incluso para una iluminación decorativa.
  3. ¿Qué características ha de tener la lámpara?
  4. ¿Qué uso le vas a dar a la lámpara?

Siempre habrá una lámpara ideal para ti, pero su búsqueda no será fácil si desde el principio no sabes cómo buscarla o siquiera lo que estás buscando.

¿Qué tipos de lámparas hay?

Ir a una tienda de iluminación, o simplemente teclear lámparas en Google va a hacer que te agobies porque te saldrán miles de lámparas, de distintos modelos, tipos, etc. Es posible que sepas el tipo de lámpara, pero también puede darse el caso de que no conozcas otro tipo que puede ser mejor opción para ti.

Por eso, a grosso modo, aquí tienes los tipos de lámparas que hay en el mercado así como las características más representativas de cada una de ellas. Seguro que esta guía te ayuda.

Lámparas de techo

Las lámparas de techo pueden ser de varios tipos porque tienes las que están pegadas al techo o las que cuelgan del techo. Cada una tiene unas características diferentes.

Lámparas de techo pegadas

Se caracterizan por ser lámparas funcionales (desprenden una luz nítida y muy luminosa) porque apenas si se separan del techo y son ideales para habitaciones donde la altura del techo no es demasiado alta. También son la elección para zonas de trabajo, zonas de paso, etc. Hablamos de: pasillos, cocina, estudios, baños, etc.).

Para que te hagas una idea, si la altura del techo no llega a los tres metros, lo mejor es que consideres poner este tipo de lámparas.

Lámparas de techo colgantes

De un tiempo a esta parte se han puesto de moda las lámparas colgantes, caracterizadas por ser más modernas. Ahora bien, aunque decoran muy bien, no son recomendables en techos que no superen los tres metros de altura para evitar deslumbramientos, golpes o simplemente que estén en medio cuando hablas con otra persona.

Las lámparas colgantes suelen dejarse para la zona de comedor (en la mesa del comedor) o para la encimera de la cocina (la llamada isla), aunque también puedes encontrarlas en pasillos y salones.

Lámparas de pared

Hablemos ahora de las lámparas de pared. No son lámparas muy utilizadas en los hogares, sino más bien en los negocios. Con ellas consigues un ambiente elegante a la vez que tienes una iluminación indirecta. Son como las lámparas de mesa o de pie pero fijadas en la pared.

Lo que más se usa son los apliques de pared, que en el salón, pasillos o terrazas son buenos recursos lumínicos.

Lámparas de mesa

Las lámparas de mesa son todo un elemento decorativo. No solo sirven para dar luz, también para dar calidez, o para hacer que centres tu atención en un punto. En definitiva, pueden conseguir pasar de la funcionalidad (para estudiar, para un despacho, para la biblioteca, para coser, etc.) a la ambientación (para dar calidez, romanticismo, cercanía, intimidad).

En este tipo de lámparas, según el uso que quieras darle, deberás tener en cuenta que la pantalla debe ser, al menos, una tercera parte de la lámpara (el resto ha de ser el pie de la lámpara). Si es demasiado grande no quedará bien.

Lámparas de pie

Finalmente, tienes las lámparas de pie que se ven como cálidas, relajantes y, sobre todo, de luz tenue porque con ellas consigues un espacio más íntimo.

Ahora bien, las lámparas de pie son las que menos se compran porque, a menudo, se falla a la hora de escogerlas. Para ellas necesitas saber la zona donde vas a colocarla y que la altura de la lámpara y la de los muebles sea parecida. De lo contrario, contrastará para mal.

Dependiendo del pie que tenga (porque en el mercado te encontrarás con muchos), deberás asegurarte que la zona donde la vas a colocar sea más grande o menos (normalmente en base a la pantalla que tenga).

Consejos a la hora de elegir la lámpara perfecta

Ahora que sabes los tipos de lámparas que hay en el mercado, ¿te apetece que sigamos guiándote para elegir la lámpara perfecta?

Te retamos a describir cuál es la mejor iluminación por estancias de la casa

Pues para ello debes tener presente:

  1. Que cualquier habitación va a requerir de tres fuentes distintas de luz. Cuando la habitación es pequeña, por ejemplo un baño o un aseo, con una o dos luces será suficiente pero en caso de habitaciones grandes, al menos tendrás que usar tres (o incluso se permiten hasta cinco). ¿Por qué? Pues porque habrá iluminación general, iluminación funcional o indirecta e iluminación ambiental). Y cada lámpara se ocupará de un tipo de luz.
  2. Que puedes combinar distintos tipos de lámparas. No es que vayas a colocar una lámpara de cada estilo en una misma habitación, pero sí hay algunas lámparas que se pueden combinar con ellas y el resultado es muy acertado.
  3. Que una mezcla de luces fuertes y suaves puede ser una buena opción. De hecho, consigues un ambiente relajante, o uno que cambia según las necesidades que se tengan en un momento dado.
  4. Que debes tener presente siempre las dimensiones de la habitación. Imagina que te enamoras de una lámpara y cuando la ves puesta en tu habitación queda enana y hace que la habitación se va insulsa. O al contrario, que sea demasiado grande y haga que se vea más pequeña la estancia de lo que es. Según los metros cuadrados de la habitación, deberás escoger el diámetro de la lámpara. Hay un truco para esto. Lo que tienes que hacer es conocer los metros de largo y los de ancho. Una vez los tengas, multiplícalos. Ahora multiplica el ancho por sí mismo y súmale ese resultado al anterior. Finalmente, multiplícalo por 2,5. Eso te dará el diámetro ideal para tu lámpara. Ahora bien, si el techo es mayor de tres metros, el diámetro deberá ser mayor o bien utilizar dos lámparas.
  5. Que cada habitación tiene sus “puntillas”. Con esto te queremos advertir que la iluminación de cada habitación es diferente y requiere algunas condiciones. Por ejemplo, y basado en el truco anterior, en el caso de un comedor o un salón, el diámetro de la lámpara ha de ser la mitad de la mesa que haya. Si la mesa es de 150 centímetros, la lámpara debe ser de al menos 70-75 centímetros (y contar con el resultado del truco como mínimo, no ideal).

¿Cuál es tu estilo de lámparas?

Has visto que hay diferentes tipos de lámparas, ¿verdad? Pues, dentro de cada grupo, hay una división mayor porque según el estilo, encontrarás un grupo de lámparas.

En general, los estilos más vendidos son los siguientes:

Estilo vintage

Este estilo está muy de moda ahora mismo y se basa en el estilo clásico. Lo que se busca es crear un efecto de antiguo en la lámpara, pero además de eso, que destaque.

Estilo clásico

Para los que son más clásicos, las lámparas de este estilo son más sobrias y elegantes. Entre los materiales que se usan están el cristal y el hierro con diseños que prestan mucha atención a los detalles. En algunos casos, pueden estar demasiado recargadas.

Estilo boho

Si eres de los que quiere que la lámpara destaque, entonces ve al estilo boho. Se caracteriza por colores fuertes combinando los tierra con pasteles. Y brillos, muchos brillos. Por ponerte un ejemplo de lámparas de este tipo, tienes los faroles, lámparas exóticas, guirnaldas de luces, etc.

Estilo rústico

Las lámparas rústicas son lámparas cuyo material protagonista es la madera. Son lámparas que tiene un aspecto hecho a mano y con formas originales. De hecho, en algunos casos podemos encontrarnos que son combinaciones de otros elementos que no formarían una lámpara por sí solos (el pie de una cámara, una lata de latón y una bombilla puesta, por ejemplo).

Estilo chic

Las lámparas de estilo chic se dice que son lámparas para un público femenino, para los más románticos. Suelen ser en tonos pastel y muy recargadas en elementos decorativos, con pantallas clásicas sencillas pero bases muy detalladas.

Estilo nórdico

Este estilo, también conocido como Scandi, se caracteriza por líneas claras, colores claros y utilizar materiales naturales (como la madera).

Estilo industrial

Al contrario del anterior, en el estilo industrial las cuerdas y el hierro son los materiales que más se usan, aunque también la madera pero no tratada. Se da un aspecto desvencijado a la lámpara y destaca por ese contraste de pensar en una lámpara como esa (por ejemplo, una lámpara hecha con tuberías, o con cuerdas unidas para formar una lámpara colgante).

Estilo infantil

Enfocado al público más pequeño, desde los bebés a los niños. También aquí podemos incluir a los adolescentes ya que muchas veces se pasa de lámparas infantiles a lámparas normales cuando cumplen los 12-14 años (dependerá en muchos casos de la madurez de los niños).

Ideas para iluminar tu casa

Sabemos que ahora mismo puedes estar más confuso para comprar unas lámparas online. Pero este conocimiento asimilado va a hacer un antes y un después en tu compra porque la elección que tomarás será la más acertada.

Antes de finalizar esta ayuda, queremos dejarte algunas ideas para iluminar tu casa que te van a venir muy bien porque te dará ejemplos del tipo de lámparas a usar.

Ideas para iluminar tu comedor

Luz general: puedes apostar por focos empotrables regulables que te iluminarán todo el espacio pero también regular la intensidad de la luz.

Luz funcional: colocada encima de la mesa del comedor. Si el techo es alto, apuesta por una lámpara colgante pero ten en cuenta que ha de haber una separación de la lámpara y la mesa de al menos 70 centímetros.

Luz ambiental: puedes conseguirlo con apliques de pared o lámparas de mesa. Dependiendo del espacio, más o menos pequeñas.

Ideas para iluminar tu cocina

Luz general: puedes optar por una lámpara de techo pegada con el diámetro adecuado. Otras veces se apuesta por tubos fluorescentes o tubos led para iluminar con una temperatura fría (por ser una zona de actividad).

Luz funcional: En este caso se centran en los muebles, para lo que puedes usar tiras led, apliques, etc.; o bien en la isla o encimera de la cocina, para lo que lo mejor, si se puede, son las lámparas colgantes.

Luz ambiental: Con apliques o tiras led (por ejemplo destacando ciertos estantes de la cocina).

Ideas para iluminar tu despacho

Luz general: De nuevo tenemos que decirte que, para este tipo de luz, lo ideal son las lámparas de techo.

Luz funcional: Necesitarás lámparas de mesa, y más concretamente lámparas online para estudio cuyo diseño evita que la luz se escape y la focaliza en un punto concreto que es donde mantienes la concentración.

Luz ambiental: Esto puedes conseguirlo con una lámpara de pie o unos apliques.

Ideas para iluminar tu salón

Luz general: Igual que en lo anterior, escoge luces de techo.

Luz funcional: En este caso la mejor opción serían las lámparas de mesa que le dan profundidad a la habita