Saltar al contenido

Lámparas infantiles

Como sabes, las lámparas infantiles se caracterizan por el colorido y diseño enfocado en los más pequeños de la casa de tal manera que formen parte de la decoración de las habitaciones de los niños.

Ahora bien, queremos hablar más profundamente de las lámparas para niños, ¿quieres saber más? Entonces, sigue viendo.

¿Qué son la lámparas infantiles?

Son lámparas, de techo, de mesa o incluso puntos de luz que tienen motivos infantiles. Suelen estar hechos con materiales resistentes y con máxima seguridad para las habitaciones más infantiles. Además, utilizan colores llamativos y diseños que, en muchas ocasiones, están relacionados con series, películas, libros, etc. que más conocen los niños.

¿Qué tipos de lámparas infantiles existen?

Podemos encontrar, como hemos dicho antes, una gran variedad. Hay muchas formas de clasificarlas ya que la categoría “lámparas infantiles” no solo se puede referir a las lámparas de techo sino también a las lámparas de mesa, a las lámparas de pared o a las lámparas de noche (las que se colocan para tener una luz para iluminar de manera tenue la habitación sin que moleste para el descanso).

Lámparas infantiles de techo

Son ideales para los niños porque, muchas veces, tienen miedo y el poder encender y que iluminen de manera general les ayuda a evitarlo.

Lámparas infantiles de mesa

Las lámparas de mesa se colocan en mesitas de noche sobre todo. Ahora bien, los modelos destinados para los más pequeños suelen ser de plástico o materiales sólidos para que, en caso de que se caiga, no se rompan ni provoquen accidentes.

Lámparas infantiles de pie

Se suelen colocar en los dormitorios pero también pueden estar en salones o cuartos de juego. Además, para ellos es importante porque con ellas se sienten más seguros al tener una iluminación extra para evitar la oscuridad.

Lámparas infantiles quitamiedos

Son las lámparas que se colocan en enchufes para evitar que tengan miedo a la oscuridad o no quieran estar de noche solos en su cuarto. Estos modelos dan una luz tenue, a veces con algún dibujo o silueta, que les ayuda a distraerse.

Sin embargo, esta clasificación se puede dividir a su vez en otras subcategorías basándonos en el diseño de la lámpara: clásica, moderna (donde podríamos poner también a las lámparas infantiles de series, películas, personajes, etc.),

Guía de compra para lámpara infantil

Acertar a la hora de comprar es fácil siempre que tengas en cuenta diferentes aspectos que guíen tus pasos hacia lo que buscas.

En este sentido, debes prestar atención a:

  • La edad del niño. No es lo mismo una lámpara para un niño de seis años que para un niño de doce. Son totalmente diferentes y tienes que basarte en la edad y personalidad del niño para elegir un tipo de lámpara u otra. Es posible que conozcas los gustos y puedas acertar mejor escogiendo una lámpara que sepas que le va a hacer ilusión frente a una que, para ti, pueda ser más funcional.
  • La luz perfecta. Para conseguir la luz perfecta debemos fijarnos en las bombillas. Como sabes, la tecnología led es la más moderna y la que ofrece más prestaciones a la iluminación. Es por eso que te la recomendaríamos, más aún porque la intensidad de luz para una habitación infantil debería ser, en caso de lámparas de techo, de entre 800 y 1100 lúmenes, con lo que, con una bombilla de 7 a 10W es suficiente; en cuanto a lámparas infantiles de mesa, la intensidad de luz rondaría los 200-450lm, lo que equivale a unas bombillas led de entre 3 y 6W.
  • La temperatura del color. Sin dejar todavía el tema de las bombillas, recuerda siempre escoger una con luz cálida, una bombilla de entre 2500 y 3000K.
  • La ubicación. Dentro de la iluminación de una habitación infantil, te decantarás por una lámpara de techo. Sin embargo, si también hay que iluminar pequeños espacios, lo mejor es que combines esa luz general con lámparas infantiles de mesa o de pie. Estas han de llevar también colorido y ser seguras para los más pequeños.

lamparas infantiles

Cuáles son las mejores lámparas infantiles

Adentrarnos dentro del mundo de las lámparas para niños puede ser muy divertido, pero también extenuante por el número de modelos que hay en el mercado.

Las lámparas de niños en la actualidad  han ido aumentando. Las nuevas series, personajes que llaman la atención a los niños, nuevos diseños, reinvenciones y, por supuesto, las lámparas más clásicas forman parte de la larga lista de luminarias para los más pequeños.

Pero, ¿cuáles serían las mejores lámparas infantiles? Sin duda, aquellas que establecen sistemas de seguridad altos, no solo en los materiales con que están hechas, sino también en las bombillas. Y en este caso no podemos decir más que son los leds los que se pueden ver como bombillas seguras para los más pequeños debido a que apenas se calientan y que encienden de inmediato, evitando así que los niños golpeen o hagan algún gesto que pueda desestabilizar las lámparas.

Si nos preguntases por las mejores lámparas infantiles , tendríamos que dividir nuestra respuesta en varios tipos:

  • Lámparas de techo. Ahora mismo se decantan por lámparas de techo con formas de planetas, satélites, estrellas, luna, etc. Son las más vendidas ahora mismo , bien con colores fuertes o suaves, pero sobre todo estos últimos. Las lámparas de techo también pueden ser de aviones, o una combinación de ambos diseños.
  • Lámparas de mesa. Destacan las redondas con alguna animación en su pantalla. Suelen ser lámparas con la pantalla blanca y dibujando una actividad (por ejemplo varios animales, una escena con niños, etc.). Algunas de ellas son capaces de moverse de tal modo que crean sombras en la habitación haciendo que los niños disfruten de algo parecido al cine desde sus camas).
  • Luces quitamiedos. En este caso son muy sencillas ya que no se quiere que hagan sombras sino que la luz que den sea suficiente para que los niños no sientan miedo de estar a oscuras.

Comparativa de modelos de lámparas infantiles más vendidas del mercado

Profundizando un poco más en las lámparas infantiles más vendidas, te mostramos algunos ejemplos de lámparas que podrías escoger (y que son de las más vendidas actualmente).

Philips myKidsRoom Avigo

Hablamos de una lámpara infantil basada en una espera de la que sale un aro y de él cuelgan unos aviones de colores. La lámpara es de techo con una luz blanca acogedora (cálida) y bastante resistente. Es led ya que ahorra energía y tiene una potencia de 15W. Lo único malo es que, a la hora de instalar, si no se tiene cuidado, se puede romper fácilmente.

B00F0IP6VA,B073XRN9BP

Dalber

En este caso también tenemos una lámpara de techo de buena calidad y precio (aunque peca que el material es muy endeble). Tiene el tamaño ideal para cualquier habitación infantil y lo bueno es que tiene múltiples colores (amarillo, rosa, azul, etc.). Tiene un tamaño cuadrado con diseños de estrellas y luna. Además, las estrellas son capaces de brillar cuando se apaga la luz, aportando algo de claridad.

B004WMGF8S,B004WMGF74,B00I7YYS86

Ventajas de utilizar lámparas infantiles

Muchos podrían considerar que las lámparas de estilo infantiles son solo para niños. Pero nosotros pensamos que hoy día, hasta las lámparas tipo infantiles pueden formar parte de ambientes adultos, no solo por el tipo de lámpara, sino por las ventajas que podemos encontrar en ellas. ¿Quieres saber esas ventajas?

  • La seguridad en una lámpara para niñas nunca debe faltar. Estamos hablando de una luminaria que va a colocarse y que, en algunos casos, está al alcance de los niños. Por tanto, debe asegurarse de que no correrá ningún peligro el pequeño. Por eso, de todas las lámparas que hay en el mercado, las más seguras son las lámparas infantiles.
  • Diseño. En cuanto al diseño, las lámparas del estilo infantiles tienen cierta ventaja frente a otras lámparas. El motivo es porque los diseños infantiles suelen ser más coloridos, combinando así con todo, pero también tener formas divertidas o que nos hacen pensar en nuestra época más infantil. De hecho, muchos preferirían ese tipo de lámparas a las que tienen que son más “de adulto”.
  • Alegran y decoran. Una lámpara infantil, aun estando apagada, consigue sacar una sonrisa. Esto es porque, con los colores, y el diseño, puede servir de elemento decorativo en la habitación.

Cómo utilizar una lámpara infantil

Pensar en lámparas para los más pequeños no tiene mucho misterio ya que se van a utilizar de igual forma que las lámparas normales. Ahora bien, sí es cierto que hay que tener cierto cuidado sobre dónde colocarla para que los niños no puedan romperla o tirarla.

En el caso de la lámpara del techo, deberá estar colocada en el centro de la habitación, para una iluminación general de toda ella. En cambio, las lámparas de mesa, pueden estar colocadas en zonas estratégicas como estanterías o en la mesita de noche, a ser posible en una zona donde sea difícil que se caiga si esta se vuelca.

Además de esta sección de lámparas infantiles, te recomendamos que eches un vistazo a:

Consejos previos a la hora de comprar lámparas infantiles

Debes tener en cuenta que la elección puede no ser fácil. Es posible incluso que tengas que pensar antes en lo que quieres. Es por eso que, antes de comprar, te animamos a que tengas muy claros estos aspectos:

Modelo de la lámpara. En el mercado te vas a encontrar con miles de lámparas. Pero si vas descartando, bien por el material, por el estilo, por los colores, etc. irán quedando menos que ver.

Luminosidad. Una buena lámpara infantil no solo requiere que tenga seguridad, también que ofrezca una buena luz. En el mercado te puedes encontrar con dos tipos de lámparas infantiles: las que ofrecen luces tenues, y las que tienen las luces más fuertes.

Seguridad. Es el punto quizá más importante que hay que mirar en las lámparas infantiles porque necesitas que todo, incluyendo cables, interruptores, etc. esté protegido a prueba de niños. Esto nos lleva a pensar en las bombillas. Muchas veces nos olvidamos de este detalle pero lo cierto es que no se puede obviar. Por eso, nuestra recomendación son los leds porque, un aspecto de estas bombillas es que apenas se calientan por lo que, si la tocan, no se deberían quemar.