Saltar al contenido

Lámpara turca

Un tipo de lámparas que llama mucho la atención y cada vez se abre más en los hogares son las lámparas turcas, caracterizadas por las formas tan diferentes que tiene así como por los colores. Una lámpara que te transporta a un ambiente exótico donde los haya. ¿Quieres saber más de ellas?

¿Qué son la lámparas turcas?

Las lámparas turcas tienen como principal característica su diseño ya que son circulares. Ese círculo que hacen está formado normalmente por cristal pintado en varios colores como si fuera un mosaico. De hecho, muchas de las lámparas turcas son hechas a mano y, por ende, no se parecen unas a otras en los motivos, lo que hace que sean más valiosas de por sí.

Estas lámparas turcas ofrecen una iluminación diferente de otras ya que, los cristales y el color en sí de la lámpara influye en la luz que ofrece pudiendo así jugar un poco con el tipo de iluminación que se le quiere dar a la habitación donde se coloque.

Si nos remontamos a su historia, tenemos que irnos hasta el siglo XI y a Estambul ya que la técnica utilizada para realizar estas lámparas es la técnica del vidrio tipo mosaico que se usaba en esa época donde, a través de varios procesos fundían el vidrio y lo moldeaban y prensaban para conseguir vidrio de múltiples formas, colores y tamaños.

No fue hasta el siglo XVI que tuvo mayor auge la producción de vidrio turco. Y, en la actualidad, ha vuelto a tener un repunte.

lámparas turcas

¿Qué tipos de lámparas turcas existen?

Hablar sobre los tipos de lámparas turcas es hablar de los tipos de lámparas en general. Las lámparas turcas tienen la ventaja de poder utilizarse esa técnica de elaboración de lámparas para cualquier tipo de lámparas.

Si bien, las más conocidas y las que son más sencillas de encontrar, son:

  • Lámparas de mesa. Son las típicas lámparas que se colocan sobre las mesas y que no solo sirven, en este caso, para iluminar, sino también para decorar. De hecho, eso es lo que las diferencia de otro tipo de lámparas ya que no es solo ese círculo de vidrio, sino también el pie que lleva que suele ser de forjado muy acorde con los colores que lleve en el cristal y el mosaico que se cree.

  • Lámparas de techo. Suelen ser lámparas colgantes y no solo con una lámpara, sino con dos o más. Estas lámparas destacan sobre todo para zonas como escaleras o que puedan verse estéticamente muy decorativas.

  • Lámparas de pared. No son tan conocidas, pero son fáciles de encontrar y suelen tener diferentes tamaños para según el uso que se le quiera dar.

En conclusión, podríamos decir que vas a encontrar cualquier tipo de lámpara en las lámparas turcas, solo que algunos de esos tipos te va a costar más conseguirlos.

Sin embargo, gracias a Internet es posible dar con ellos más rápido.

Guía de compra para lámparas de Turquía

Si estás pensando en comprar lámpara de Turquía, bien por su diseño, por estética, por la iluminación o por cualquier otro motivo, antes de salir a la calle a comprarla, te proponemos que leas esta guía para comprar lámparas turcas. Puede venirte bien:

  1. Ubicación. Las lámparas turcas tienden a ser grandes y vistosas, de ahí que no se puedan poner en habitaciones demasiado pequeñas porque solo conseguirás con ello recargar mucho el ambiente. Por eso, lo mejor es que, antes de comprar lámparas de Estambul, pienses dónde vas a colocarla y si es la mejor elección. Como te hemos comentado antes, lugares como la entrada de una casa, las escaleras o salones amplios serían acertadas para colocar estas lámparas, pero en otros lugares pueden no quedar bien.
  2. Tipo de lámpara. Es cierto que, cuando hablamos de luminarias turcas, puede haber de muchos tipos y tamaños, y es posible que, si de verdad quieres una, puedas encontrar la adecuada para esa estancia (aunque sea pequeña). Pero tendrás que centrarte en un tipo de lámpara turca, ya sea de pie, colgante, de pared, etc.
  3. Precio. Las lámparas turcas no son baratas, hay que reconocerlo. Pero también debemos reconocer que hay mucha batalla de precios y que, si miras en varias tiendas, puedes tener diferencias de precio que supongan un ahorro para ti. No te precipites a comprar aun cuando una te haya gustado mucho; quizás encuentres otra más barata y que te guste más. Es mejor tener varias miradas y después decidir con la cabeza fría.

Cuáles son las mejores luminarias turcas

Si buscas por Internet cuáles son las mejores lámparas led turcas lo cierto es que puedes tener algunos problemas para dar con la respuesta porque no es fácil. El hecho de que muchas sean artesanales, y que no en todas las tiendas las encuentres (o sepan hablarte de ellas), hace que sea más complicado encontrar un listado con las mejores lámparas turcas.

Sin embargo, sí que podemos hablarte de algunas que, en relación calidad-precio, parece que son de las más adquiridas por aquellos que deciden darles una oportunidad a este tipo de lámparas. Por ejemplo, tienes la lámpara de techo turco Marrakesch, una lámpara de techo con siete bolas grandes que destaca por ese mismo diseño. Además, no es demasiado cara (para el diseño que tiene) aunque has de saber dónde colocarla porque es grande.

Otra de las más vendidas es la lámpara de mesa de mosaico turco, estilo marroquí y pantalla de globo con cuello de cisne, una lámpara que destaca por esa pantalla globo en color blanco que contrasta con el pie en sí, con cuello de cisne. Por supuesto, tiene otra versión, ya que el globo puede estar pintado en varios colores creando el mosaico del que es característico.

Comparativa de modelos de lámpara turca más vendidos del mercado

Somos de la opinión de no comprar las lámparas turcas porque, lo mismo que pasa con las lámparas artesanales, son únicas en su diseño. Cada lámpara turca tiene algo que la diferencia de otra y por eso la comparación no sería adecuada en este caso.

Hablamos de lámparas con mosaicos que pueden cambiar en cuanto a colores, a motivos, etc. lo que hace que una lámpara se vea diferente de otra simplemente porque tiene un color diferente, o un mosaico.

Si nos basamos en tipos de lámparas con leds turcas nos ocurriría lo mismo, por eso es que si comparáramos los modelos de lámparas turcas más vendidas del mercado, tendríamos que centrarnos en una sola característica: los colores de su mosaico. A nivel de potencia, diseño, etc. puede haber muchos modelos iguales o similares, pero es el globo circular lo que cambiaría en todas ellas (como ocurre con las lámparas que hemos comentado antes que son de las más vendidas en el mercado).

Ventajas de utilizar lámparas turcas

En el mercado nos podemos encontrar con muchos modelos diferentes de lámparas. Y uno de ellos son las lámparas turcas. Pero, como sucede con otras lámparas, tienen algunas ventajas sobre las demás. ¿Quieres saber cuáles son?

  1. Diseño. Las lámparas turcas destacan por ese diseño de cristal y mosaico que tienen, lo que las hace diferentes de las demás lámparas. Por eso se suele escoger porque no solo se ocupa de iluminar, también decora.
  2. Crea un ambiente exótico. Pocas lámparas consiguen esto. En cambio, las lámparas turcas, junto con unos cojines, pueden hacer que entres en una habitación y parezca que has viajado a otro país. Y de cara a relajarte puede ser una buena opción.
  3. Juegas con la iluminación. Porque, como te hemos comentado antes, este tipo de lámparas crean una iluminación más ambiental que una general por el cristal que llevan. Y eso permite combinarla con otras lámparas para dar con un entorno diferente.

Además de esta sección de lámparas turcas, te recomendamos que eches un vistazo a:

Cómo utilizarlas

A la hora de utilizar una lámpara turca, debes tener en cuenta que la luz que emita, según el diseño de la lámpara, puede no ser más que ambiental antes que otra cosa. El mosaico que suelen llevar hace que la luz se refleje con cierto color por lo que hablamos de una lámpara de luz tenue, cálida y sobre todo íntima, pero no para hacer trabajos (salvo que el diseño esté modificado para ello).

Por eso, si vas a usarla, ten en cuenta que su función es iluminar, pero también decorar y crear un ambiente único en el lugar donde la tengas.

Consejos previos a la hora de comprar

Antes de que tengas tu lámpara colocada, te vamos a dejar unos consejos que te vendrán muy bien:

  1. Limpieza. Para mantener en perfecto estado la lámpara turca, y que además ilumine como debe, tendrás que limpiarla. Lo mejor es que lo hagas con un paño humedecido en agua pero, si quieres limpiarla bien, puedes usar un poco de vinagre diluido en agua para eliminar polvo y no dañar al diseño en sí de la lámpara.
  2. Cuidado con las corrientes. Si vas a colocar una lámpara turca colgante ten cuidado con el aire. Puede mover la lámpara y hacer que se rompa o choque con algo que haga que se rompa. Si su mosaico se rompe tendrás que hacerte con otra lámpara.